Posts

Showing posts from September, 2009

Pendejo Sartre

El infierno es uno mismo.

Agua

Quiero la tormenta
quiero al sol subyugado
obnubilado
tras la reja gris de la nube
quiero el azote
el granizo en el lomo.
Quiero el deslave
el olor de la tierra muriendo
huyendo al relámpago
transmutándose.

Quiero el cielo negro
el transcurrir líquido.
¿Cuanta sangre mía
no ha corrido sobre el agua?
Quiero el atardecer
perdido en la noche,
el nunca flácido
de las horas entrópicas.

Quiero la lluvia eterna
el diluvio merecido
sin causa ni efecto,
el trueno que espanta
a todos los sonidos,
perderme en él
en la vibración
los segundos después;
los ojos apretados
las orejas aprisionadas
entre las manos.

Requiém

Quiero
descender
girando
hasta la
cima
de mi
cielo
y
encontrarte
olvidándome,
quiero
tomar entre
mis manos
nuestros frutos
ponerte
en mi espalda
y volver
adonde
no había
odio
ni
ojos cerrados
ni
teléfonos descolgados
ni
manos tendidas al aire
ni
largos monólogos al techo
ni
huecos
en
el
pecho.
Como
quiero.

Trabajo de noche

En cualquier habitación,
hay un sedoso comercio
de palabras, de miradas
dentro del círculo que dos
tejen con caricias y roces,
sólo existe la dirección
y el trámite que ambos buscan
desde su dulce ignorancia.

En las risas de alcoba,
en los románticos planes
en la promesa del siempre,
no cabe nunca la duda
no existen fantasmas ni hay
el miserable miedo al fracaso
todo cabe y se resume
en el brillo majestuoso
que sus ojos refulgen
no existe más que el calor
de su mano. Nada.

Allá abajo, donde el polvo
se acumulará con los años
habita el futuro que paciente
afila sus garras.

La fiesta de mañana

Cambiar el viejo valor
arrojar las monedas al suelo
dejar lúdicamente los dados
girar y girar y girar.

La noche trae
sus viejas músicas,
en las sonrisas, en las piernas
cada canto viene acompañado
de su antiguo, intóxicante efecto
y las horas se hacen embrujos
y en los sillones, en las paredes
se dibujan refugios para la risa.

Siéntate aquí conmigo,
bajémos a eso de antes
acompañame, sostén un segundo
esta botella, déjame tomar fuerza
para recordar, que bien se estaba
cuando no eramos siquiera
un esbozo de esto que somos,
esta triste y desgarrada quimera
este emotional crash test dummie
esta diluída versión de mi yo adulto.

Vamos, que la luna es apta
deconstruyamos alegremente
nuestros felices errores
nuestros fatídicos éxitos.

Proposición

Desconozcámos
nuestros nombres
demos ese paso atrás
en nuestras historias
enrollemos el ovillo
lentamente
olvidémonos.

Llegará la mañana
la neblina bajará entre las rocas
en mis nuevas manos
temblará la inocencia
la imprudente inocencia,
mis ojos seguirán
un trazo de mármol,
un alúd de silencios
un árbol de aves
hasta donde
finalmente encuentren
la espalda donde reposar
y en el descuido,
una charla ocasional
reiniciará un diálogo
interminable, donde encontremos
las claves que nos usurpó el miedo.

Y luego ya
después del baile y sus cosas
después de la cama y el perfume
entre los cuerpos,
entre tus suaves manos
recuerde los motivos
de este llanto.

Sin vestigios

Nos venimos desgastando de tantas noches, en nuestras manos se arrastran telarañas de años negros, de cansancio, de podredumbre. Un lívido hartazgo que se compone de constantes desengaños, de autocomplacencias reventadas, nos deja un velo en los ojos. El espejo nos recuerda a la bestia, a la aberrante costumbre de asegurar nuestra permanencia, nuestro cándido, estúpido camino de esperanzas muertas, declaradas muertas hace ya tanto.
Que el sol queme nuestra espalda por siglos, que cada día nos encuentre vacios,temblorosos, expectantes de quien sabe que, que el látigo en las horas nos llene de llagas la mirada, que este descenso interminable multiplique sus húmedos escalones indefinidamente, que nos encuentre siempre la noche con maleta en mano, que no hallemos nunca un lugar donde la palabra nos desnude su significado. Que no nos miren ojos tibios de amor, que no se tienda la mano, que no haya testigos de nuestra caída.

Instantánea

Se puede estar en el vacío
mientras se lee el periodico
se departe amistoso,
se levanta la taza
se sonríe y agita la mano,
uno puede estar perfectamente
extraviado.

Uno realmente puede verificar
como el engaño arranca el rostro,
como se cambian papeles
como se desangran alientos
como la distancia inflama la oscuridad
como a las palabras las hiere el acento
como nunca nada se pierde
como hábilmente regresa cada idea
para recordarnos lo equivocados
que siempre estamos
siempre.

En el vacio no caben pretextos
es solamente uno
continuamente expuesto
a si mismo
inmisericordemente.

Otros caminos

El vértigo no disminuye,
la caída continua comienza
a ser un camino horizontal
algo con un nombre diferente,
algo que se le parece a la vida.

La velocidad es un hábito duro,
una adicción que enloquece
de una manera generalmente aceptada,
la violencia, el brutal lenguaje
es un camino genérico,
una desviación válida, recompensada.

Reconocerse en una nube
de vapores vitriólicos,
atragantarse con ácidos biliares,
saber sin dudas
la rabia nos llevara lejos.

Aguas profundas

Algo flota en la distancia.
El sol se refleja en cada cresta de ola
dentro de los caracoles, ahora sé,
no hay más que eco,
la memoria poco fiel del sonido.

La playa sigue su cotidiano rencor
las gaviotas, dulces idiotas,
se debaten en la arena
por algo lejanamente comestible
y la pareja levanta su tienda y se vá.

En este panorama de domingo salado
todo es una fotografía a destiempo
donde el obturador se cierra
justo cuando todos se mueven,
y solo quedan fantasmas
hálitos, manchas de luz;
la frustración de la imágen.

Cada actor hace su aparición,
su apagada actuación
y parte sin esperar aplauso.
Todos menos eso que flota
en la distancia, y yo.

Algo que se mece, ya en mar abierto
algo remoto y ajeno
cara al sol, espalda al abismo
con la imposibilidad de sumergirse
de saber que es profundo
que es oscuro, que es fondo.
Por su liviandad condenado
a desintegrarse en la superficie,
a ser invariablemente escupido
a la orilla, al olvido de la luz.

Lost sanity

Dos o tres acordes
un titilar de estrella
un murmullo,
y todo se derrumba
todo se desbarranca
la calle Chapultepec y Juárez
el Ghandi y el Sanborn's
los octubres y febreros
Cancún y Cosalá
mi juventud en tus brazos
tu esperanza en los mios
el hospital, tus alergias
el ataúd de tu madre,
el silencio más sagrado
una y otra y mil promesas
palabras y su sinos,
cada mirada cada divina caricia
el camino al norte una noche
tus medicinas y cansancios
mis manías y obsesiones
la risa, bendita risa
todo cae en tumulto
a un pozo de abyecta somnolencia
desde donde
ya no te veo.

Parte de guerra

La división me arrojó al otro lado del camino, no reconozco el terreno.
La suciedad que he acumulado en los últimos días dificulta mi respiración.
Tengo provisiones pero no tengo apetito,algo lo estropéo.
Sobre los objetivos, han perdido claridad.
El enemigo ya ni siquiera se interesa en el combate y se retiró aburrido.
Mis pertrechos, las armas, son pesadísimas, un lastre que me hunde irremediablemente.
Las comunicaciones se arruinaron, las dañé en mi caída.
Estoy aislado en territorio neutral.
Espero ordenes.

Las fotografías que atesoro no compensan la lejanía.
Desearía no haber tomado parte en esto.
Demasiadas víctimas inocentes.
Por favor, espero ordenes.

Mi media noche

Este día
es una gran pila de bosta.

Este día es la acumulación
de cenizas, la evacuación,
el rancio olor del viejo
miedo.

Hoy todas la palabras
perdidas, olvidadas
descansan en la certidumbre
de su absoluta inutilidad,
se enmarañan en vocales
se perforan las consonantes
las sílabas se diptongan en orgía,
unas a otras se deslizan
en la garganta
del hastío, que las vomita
para tragarlas de nuevo
se destruyen
se injertan significados, se decapitan los nombres
se maravillan en su podredumbre.

Este día
vale más no decir nada.

For the want of the price of tea and a slice...

Comienzo a escuchar "Us and them" y pienso que debería estar completamente ebrio de ron, apestando a tabaco. Pero buscar la botella, y los hielos dios mio, mejor no, mejor la escucho y ya. De cualquier manera, mi percepción ha estado bastante extraña ultimamente(Up up up anddown down down...)la manera en que miro a la gente mientras se esfuerzan en comunicarme algo (...and round round round..)es fácil ver como miran mis ojos preguntándose si no estaré bajo medicamentos fuertes o algo y después se marchan contrariados. Y mis manos y esta costumbre nueva de estar quietísimas por horas, sin calambres ni nada (...and out out out) sino como piedras que van aceptando su abandono, su irremediable olvido (without) así que como sea la canción me caera tan bien ahora, como hace tantos años en el Barbanegra, cuando entendía tanto y mis manos eran golondrinas. Salud.