Posts

Showing posts from January, 2009

Espacio, tiempo, estética.

Esto que pasa aquí, frente a mi
es nada
y allá, frente a ti
en otra velocidad
lo es también.

Los sacos donde nos guardaron antes
ahora solo guardan memorias.

Estamos ahora solos, desnudos
frente a tantos colores
tantas texturas
y al aire, esa melodía se repite
tantas veces y cada una
es tan dulce como la anterior,
estamos solos.


aquí
Yo
allá

No volvamos nunca.

El afectado y sus destiempos

El desvelo sigue al afectado hasta casi media tarde.
Aún las más drásticas medidas no consiguen alejarlo.
(Piénsese en litros de café, cubetadas de agua, amenazas de bomba)
Se adhiere y deja sentir su superficie entumecedora irremediablemente.
Finalmente, tras horas de arrastrarse entre el escritorio y el baño (litros de café)
tras eludir hábilmente el enemigo sol y cabecear intermitentemente en cada conversación
comienza el afectado a sentirse despierto, las piernas rígidas, la mirada avisada
los brazos prestos, el ánimo dispuesto, casi infante se siente el afectado.
Acto seguido, alguien le da las buenas noches y lo deja ligeramente contrariado.
No queda más que recomendar paciencia y descanso, de alguna manera.

El maduro desmadre

La suave caricia del desgano
el sábado por la tarde
hacer de la noche algo,
utilizable digamos,
dejando a la madrugada
venir extrañada a ver,
lo que le hicimos a su hermanita.

La diversión,
el descaro desde el sillón
la alegria sin sonrisas ni aplausos;
el desenfreno pausado
pensado, disfrutado grano a grano,
los niveles reventados minuciosamente
las ropas ni se diga.

Ya en la mañana
la cruda es una memoria
que no se extraña,
y lo de anoche
no es tópico de nadie.
Aunque a veces entre el café
los emails y la somnolencia
es bueno acordarse del miedo,
el viejo, infalible miedo.

Shelter some dreams

Cause' people like you
make me feel so old inside,
When will you die?
Margaret in the guillotine, Morrisey.

Si al menos la dejaran pasar a la melancolía
dejarla pasar así, sin revisiones ni manoseos
dejarla llegar casi intacta a los rincones donde nació
mirarla alimentarse tímida de sus sabanas
sus flores casi secas
pero no
los perros superiores tienen que ahorcarla
vejarla
abofetearla frente a sus parentela
escupirla y arrojarla al suelo
de donde rara vez se levanta;
así es de injusta la vida de esta pobre
extranjera melancolía.

Plan

Incubar el microbio de la palabra
infectar ilusos que esperan absolución
infectarlos para que también a su vez
esparzan la enferma noción
que la verdad esta llena de palabras.