Posts

Showing posts from August, 2010

Esto que es

El triste hábito
de consumarse
agotarse
diluirse

Sombras blancas
humo
destino vago de últimas palabras
pronunciadas sin ningún sentido
apenas, por decir algo.

El vacio éste que se clava en los hombros
el arrastrar penoso de los pies
la felicidad sin gracia
gratuita,estúpida
rápida y sin vuelta
honesta en su gran mentira:
No vuelvo
pero espérame.

Por eso
no hablaré de ti
no te escribiré
no escucharé tu voz de fantasma
no caminaré por tus piernas
no recitaré tu nombre como letanía
no pensaré en tí y tus cabellos
no pensaré en tí y tus manos
no pensaré en tí y tus labios
no pensaré en tí y en tus ojos
que engloban todas las miradas.

Sobre todo, te prometo
con toda la vacuidad de mis promesas
no voy a encontrarte.

Good enough

Sabe el cielo
que en el hielo de cada gota
se cifra ínfimo tu deseo.

Llueve
sobre cada torturada cabeza
y trae ecos de los desiertos
que en realidad somos
Llueve y en la ciudad,
no hay un alma que se acuerde
que esto fue lo que quisimos.
Deja entonces a la lluvia
lavarnos, arrastrarnos
a un olvido duradero,
eterno si es posible.

En las calles
en la oscuridad, se esconde el anverso
de cada gota, su última negación.
La lluvia termina ahí.
Todo termina ahí.

Tizabel

Viene del ámbito en desuso
de la noche
se agazapa en las risas de otros,
vuelve
y sin embargo
no esta.

Viene en silencio
dibujando su camino con un dedo

Hay tardes cuando no sabe
si el sol decrépito la transluce
y eso en las calles, entre los autos
es su sangre, magnificada
sombra larga que repta
y surca una vereda,
entre su pie
y el cielo.

Por eso no sale,
por eso se empeña en la penumbra
se abraza a lo oscuro,
que indiferente la cobija.
Su cabello es ya solo una idea
sus manos son historias
y entre sus piernas escurre olvido,
y si uno se esfuerza demasiado,
cede entonces suave a la presión
y solo entonces existe
intermitente
el tiempo justo entre un parpadeo y el otro,
y con desgana, permite entonces
que la luz blanca la recorte
y la pegue integra
como un manotazo contra la pared;
incómoda creatura expuesta
álgida, ectoplásmica.
Tan momentánea.
Tizabel vive,
pero no hay que recordárselo.